《 Informando hoy, lo que usted utiliza para el futuro 》

jueves 13, junio 2024

Así ha sido la evolución y desafíos en el sector eléctrico en los gobiernos de Leonel Fernández, Danilo Medina y Luis Abinader

Comparte:

El sector eléctrico dominicano ha sido testigo de una serie de transformaciones y desafíos a lo largo de las décadas, con cada administración gubernamental dejando su marca en el panorama energético del país.

Desde la privatización inicial durante el mandato de Leonel Fernández, hasta los esfuerzos recientes de promoción de energías renovables bajo la administración de Luis Abinader, el camino hacia una matriz energética más sostenible ha estado lleno de hitos y obstáculos.

Recomendamos: Luis Abinader consigue su segundo mandato presidencial

La era de Leonel Fernández (1996-2000, 2004-2012)

Bajo el liderazgo del presidente Leonel Fernández, República Dominicana dio pasos significativos hacia un futuro energético más sostenible. Durante sus mandatos presidenciales, que abarcaron desde 1996 hasta el año 2000 y luego desde 2004 hasta 2012, se implementaron reformas audaces en el sector eléctrico del país, con un enfoque especial en la promoción de las energías renovables.

Una de las iniciativas más destacadas fue la privatización del sector eléctrico, que se puso en marcha en 1999 con la promulgación de la Ley General de Electricidad (Ley No. 125-01). Esta ley sentó las bases para la privatización de las empresas distribuidoras y generadoras de electricidad, mientras que la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) se mantuvo como una entidad clave para la supervisión y regulación del sector.

Sin embargo, fue en 2007 cuando se produjo un hito significativo en la historia energética de la nación con la promulgación de la Ley 57-07 sobre Incentivo al Desarrollo de Fuentes Renovables de Energía y de sus Regímenes Especiales. Esta ley, impulsada por el gobierno de Fernández, tuvo como objetivo principal diversificar la matriz energética del país y reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

La Ley 57-07 estableció una serie de objetivos claros:

  1. Diversificación de la Matriz Energética: Promover el uso de energías renovables como la solar, eólica, hidráulica, biomasa y biogás para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.
  2. Sostenibilidad y Medio Ambiente: Contribuir a un desarrollo sostenible y a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  3. Desarrollo Económico: Incentivar la inversión privada en el sector de las energías renovables y generar empleo en esta área.

Para lograr estos objetivos, la ley ofreció una serie de incentivos y beneficios a los inversores en energías renovables. Estos incluyeron exoneraciones fiscales significativas, como la exención del Impuesto sobre la Renta (ISR) por un período de 10 años para proyectos de energías renovables, así como la exención de aranceles e impuestos sobre la importación de equipos y materiales necesarios para la producción de energía renovable.

Además, la ley estableció regímenes especiales para la microgeneración y el autoconsumo, permitiendo a los consumidores generar su propia energía a partir de fuentes renovables y vender el excedente a la red eléctrica. Se introdujeron también tarifas preferenciales para la energía generada a partir de fuentes renovables, incentivando así a los productores a adoptar estas tecnologías.

El legado de Danilo Medina (2012-2020)

El gobierno de Danilo Medina, que ocupó la presidencia de la República Dominicana desde 2012 hasta 2020, ha dejado un legado marcado por una ambiciosa modernización y expansión del sector eléctrico del país. En el centro de estas iniciativas se encuentra la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, un proyecto que ha generado tanto admiración como controversia.

Ubicada en la provincia de Peravia, en el sur del país, la Central Termoeléctrica Punta Catalina se erige como un coloso energético. Consta de dos unidades de generación a carbón, cada una con una capacidad de 376 MW, lo que suma un total de 752 MW. Equipada con tecnología de carbón pulverizado de última generación y sistemas de control de emisiones para minimizar su impacto ambiental, la planta se concibió como una respuesta al déficit energético y los costos de generación en la República Dominicana.

Sin embargo, el proyecto no estuvo exento de controversias. Desde su inicio en 2014, durante el mandato de Danilo Medina, la Central Termoeléctrica Punta Catalina ha estado envuelta en un debate sobre sus costos y la presunta corrupción asociada a su construcción. Aunque el costo inicial estimado del proyecto rondaba los 2.000 millones de dólares, las estimaciones finales sugieren que podría haber alcanzado los 2.500 millones de dólares debido a sobrecostos y gastos adicionales.

El financiamiento del proyecto también ha sido objeto de escrutinio. Se combinaron fondos públicos, préstamos internacionales y aportes del sector privado para llevar a cabo la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina. Entre los principales financiadores se encuentran el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES), el Deutsche Bank y varios bancos europeos y estadounidenses.

Además de la construcción de Punta Catalina, el gobierno de Danilo Medina implementó medidas para reducir las pérdidas técnicas y no técnicas en la distribución de electricidad, aunque los resultados fueron mixtos. Asimismo, se promovieron proyectos de energía solar y eólica para diversificar la matriz energética y reducir la dependencia de los combustibles fósiles. A pesar de las reformas realizadas para mejorar la eficiencia del sector eléctrico, persistieron problemas estructurales como la falta de financiamiento adecuado y la ineficiencia en la distribución.

La administración de Luis Abinader (2020 – al presente)

El gobierno actual de la República Dominicana, encabezado por el presidente Luis Abinader, ha continuado con determinación los esfuerzos para mejorar la estabilidad y eficiencia del sector eléctrico del país. Desde su asunción en 2020, Abinader ha puesto un fuerte énfasis en la promoción de las energías renovables como parte integral de su agenda de desarrollo sostenible.

Una de las principales iniciativas del gobierno de Abinader ha sido la aprobación y puesta en marcha de varios proyectos solares y eólicos. Estos proyectos forman parte de una estrategia más amplia con la meta ambiciosa de que para el año 2030, al menos el 25% de la energía generada en el país provenga de fuentes renovables. Este enfoque no solo busca diversificar la matriz energética, sino también reducir la dependencia de los combustibles fósiles y mitigar los impactos ambientales asociados.

En los últimos años, la República Dominicana ha experimentado un notable crecimiento en la capacidad instalada de energía eólica, pasando de 33 megavatios en 2011 a 417 megavatios en 2022. Esta expansión refleja el compromiso del gobierno de Abinader con la transición hacia un sistema energético más sostenible y resiliente.

Durante su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, el presidente Abinader destacó los logros alcanzados en el sector eléctrico. Señaló que el gobierno ha abastecido el 98% de la demanda de energía a través de las distribuidoras eléctricas, destacando la reducción de apagones financieros y atribuyendo las eventuales interrupciones a averías en las redes de distribución.

El mandatario también resaltó el aumento significativo en la capacidad de generación de energía limpia durante su mandato. En el año 2023, se inició la producción de 273 nuevos megavatios de fuentes limpias, como parte de los 570 megavatios instalados durante su gestión, alcanzando un total de 1,126 megavatios desde el 2011.

En cuanto a la controversial Central Termoeléctrica Punta Catalina, el gobierno de Abinader ha centrado sus esfuerzos en estabilizar tanto su operación como su situación financiera. Con el objetivo de maximizar su eficiencia y reducir costos, se han implementado medidas para mejorar la gestión y el mantenimiento de esta planta de generación de energía a carbón, que continúa siendo una pieza clave en la infraestructura energética del país.

Sigue leyendo: La AIE teme “tensiones” en el suministro de metales claves para la transición energética

Recibe nuestras noticias por correo

Las más leidas

spot_img

Mira otros tags: