domingo 3, marzo 2024

AIE: Latinoamérica podría cubrir toda su demanda de energía adicional a 2030 solo con renovables

Comparte:

EHPLUS, INTERNACIONAL.- Para la AIE, los “increíbles recursos naturales” de América Latina, ponen a la región en un papel determinante en la nueva economía energética mundial y si las políticas de los Gobiernos se modifican para lograr una transición más rápida, el funcionamiento de los países podría ser cercano al 100% para 2050 bajo una perspectiva verde. 

“Las políticas de apoyo y la cooperación internacional son esenciales para garantizar que la región pueda aprovechar al máximo su notable potencial energético (…) Si se logra este panorama se “impulsaría el crecimiento de las economías locales y daría mayor seguridad al sistema energético mundial”, dijo Faith Birol, director ejecutivo de la entidad.

Sin cambios en las políticas, el peso de los combustibles fósiles en el consumo energético de Latinoamérica disminuiría muy lentamente, del 67 % actualmente al 63% en 2030 y al 54% en 2050; al tiempo que las renovables subirían del 28% actual al 40% en 2050.

La Agencia destaca a Colombia, México, Chile y Costa Rica como los países con mayor potencial para aportar en esta materia.
La Agencia destaca a Colombia, México, Chile y Costa Rica como los países con mayor potencial para aportar en esta materia. © France 24 Español

“Más energía renovable traería más electricidad”

Bajo la idea de que las políticas de los países latinoamericanos se tornen en función de las renovables y si los gobiernos se adhirieran a cumplir los objetivos climáticos trazados, en 2030 supondrían el 70% de la electricidad de la región y el 95% en 2050, además, jugaría un papel más significativo al desplazar a los combustibles fósiles.

En concreto, la demanda de electricidad en volumen progresaría 180% de aquí a 2050, en lugar del 8% con las políticas actuales, para la producción de hidrógeno, la alimentación de los edificios y el transporte, con cerca de 16 millones de vehículos eléctricos en 2030.

Además de un beneficio interno para la región, el compromiso con los objetivos verdes permitirían a Latinoamérica desempeñar un papel crucial para que más países compren los recursos que necesitan en esta carrera renovable.

La AIE apunta que desde México hasta Argentina, el bloque podría ser el principal proveedor de cobre, litio, níquel, zinc o grafito, los cuales ya suponen unos 100.000 millones de dólares para la región, con corte a 2022, es decir, casi el 30% del mercado mundial.

De aquí a 2050, esos ingresos incluso podrían duplicarse y compensar una parte del bajón por la venta de combustibles fósiles, resalta la agencia.

Fuente: EFE

Recibe nuestras noticias por correo

Últimas noticias

spot_img

Mira otros tags: