Informando hoy, lo que usted utiliza para el futuro

domingo 21, julio 2024

Francia aguanta la respiración

Comparte:

El golpe ya no sería solo para Francia sino para la Unión Europea.

El país de la libertad, la igualdad y la fraternidad, del poder del pueblo y de las libertades individuales, contiene la respiración en estos comicios. Su doctrinario democrático pende de un hilo. La Plaza de la República se ha erigido como símbolo de protestas en la capital francesa. La estatua que corona su centro lleva una camiseta que anima a los franceses a votar para impedir un gobierno de extrema derecha.

La ultraderecha de Agrupación Nacional (RN, por sus siglas en francés) de Marine Le Pen, euroescéptica y xenófoba, está a un paso de la victoria. No por mayoría absoluta, claro está, pero sin con una importante representación para marcar la hoja de ruta en el legislativo. De hecho, la encuestadora Ipsos estima que pasaría de 89 diputados a 205, convirtiéndose en la principal fuerza del Parlamento por primera vez.

El Nuevo Frente Popular, la alianza progresista entre La Francia Insumisa, Partido Comunista, Verdes y Partido Socialista, le seguiría después con entre 145 y 175 diputados. La coalición de Emmanuel Macron con un importante varapalo pasaría de 247 escaños a entre 118 y 148 en el mejor de los casos.

Si Agrupación Nacional llega al Gobierno, aunque Macron seguiría siendo el que comparta la mesa del diálogo en el Consejo Europeo, los ministros de ultraderecha lo harían en las reuniones sectoriales del Consejo de la UE. Y si Francia se suma a Italia, Holanda, Hungría y República Checa, todos ellos ya en manos de los ultraconservadores, estarían a un paso de la minoría del bloqueo a la hora de elaborar nuevas políticas comunitarias.

Los planes de Francia de expandir la energía renovable y alejarse de los combustibles fósiles están amenazados ya que es un compromiso de Le Pen de hacer retroceder importantes puntos del histórico Acuerdo Verde de la Unión Europea. Algo que impactaría directamente en los desarrolladores de energías renovables, fabricantes de turbinas o de baterías de automóviles.

Por el contrario, Le Pen abandonaría la prohibición de la venta de automóviles a gasolina y diésel prevista para 2035, daría laxitud a los requisitos de renovación de viviendas. Como colofón frenaría los planes para excluir a los sectores más contaminantes y se centraría en construir nuevos reactores nucleares. Si Rousseau levantara la cabeza…

Las más leidas

spot_img

Mira otros tags: