《 Informando hoy, lo que usted utiliza para el futuro 》

martes 21, mayo 2024

Desde la red doméstica hasta las autopistas: la innovación en cargadores para vehículos eléctricos

Comparte:

Con el aumento de la conciencia ambiental y los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los vehículos eléctricos están ganando terreno en las carreteras de todo el mundo. Uno de los aspectos fundamentales para su adopción masiva es la tecnología de los cargadores eléctricos, que ha experimentado una notable evolución en los últimos años.

Tipos de cargadores para vehículos eléctricos

Existen varios tipos de cargadores para vehículos eléctricos, cada uno con características específicas que se adaptan a las diferentes necesidades de carga y velocidades de la unidad móvil. A continuación, los principales:

Enchufes domésticos (nivel 1): Este tipo de carga utiliza un enchufe estándar de 120 voltios y es adecuado para recargas lentas durante la noche en el hogar. Aunque es la opción más básica, es conveniente para aquellos que no requieren una recarga rápida y tienen acceso a una toma de corriente.

El conector Schuko es el más común en los hogares. Este conector utiliza una corriente alterna (AC) y carga el vehículo a una potencia máxima de 3.7 kilovatios (kW).

Carga residencial (nivel 2): Los cargadores de nivel 2 funcionan con una corriente de 240 voltios, lo que permite una recarga más rápida en comparación con los enchufes domésticos estándar. Son ideales para uso residencial y pueden cargar un vehículo completamente en varias horas, lo que los hace adecuados para recargas nocturnas o durante la jornada laboral, mientras se realizan compras comerciales y otras actividades de largo tiempo.

El conector Mennekes es uno de los más utilizados en Europa, por los fabricantes de coches eléctricos. Este conector utiliza corriente AC y carga el vehículo a una potencia máxima de 22 kW. Es compatible con la mayoría de los coches eléctricos del mercado.

Te podría interesar: RD debe definir estrategia de puntos de carga para vehículos eléctricos

Indispensables para viajes a larga distancia

Estaciones públicas (nivel 2 y 3): Las estaciones de carga públicas ofrecen opciones de carga de nivel 2 y nivel 3 (también conocida como carga rápida o DC).

Las estaciones de nivel 2 son similares a las residenciales, pero están ubicadas en lugares públicos como centros comerciales, estacionamientos, farmacias y calles principales, lo que permite una recarga conveniente durante las actividades diarias. En ese orden, las estaciones de nivel 3 son significativamente más rápidas y pueden cargar un vehículo en cuestión de minutos, lo que las hace ideales para viajes de larga distancia.

El conector Scame, también conocido como tipo 3, es menos común y utiliza corriente alterna para cargar el vehículo a una potencia máxima de 22 kW.

Carga rápida en carretera (Supercharger): Popularizada por empresas como Tesla y Evergo en República Dominicana, la red de cargadores ultrarrápidos utiliza corriente continua (DC) para proporcionar recargas extremadamente rápidas en autopistas y rutas principales. Son cruciales para la adaptación de transporte masivo de vehículos eléctricos que permitan viajes de larga distancia.

El conector CCS (Combo Charging System) o Combo es el estándar más utilizado en Europa para la carga rápida de vehículos eléctricos. Este conector utiliza una combinación de corriente alterna y corriente continua y carga el vehículo a una potencia máxima de 350 kW. Es compatible con la mayoría de los automóviles eléctricos que existen actualmente en el mercado y se está posicionando como el estándar de forma mundial.

El conector CHAdeMO es el estándar utilizado principalmente por los fabricantes japoneses. Este tipo de cargador es capaz de suministrar una potencia de hasta 62.5 kW, lo que significa que puede cargar una batería de iones de litio de 30 kWh en menos de una hora.

A diferencia del CCS, el conector CHAdeMO no puede proporcionar carga bidireccional, lo que significa que no se puede utilizar para alimentar la red eléctrica a través del vehículo.

En todos los casos, hay que tener en cuenta que la velocidad de carga teórica puede diferir de la velocidad de carga real, ya que puede depender de diversos factores como:

  • La temperatura
  • El estado de la batería
  • La capacidad del cargador

A medida que la infraestructura de carga para vehículos eléctricos continúa expandiéndose, se espera que la adopción de estos vehículos crezca. La diversidad de opciones de carga, desde simples enchufes domésticos hasta estaciones ultrarrápidas en carreteras principales, está allanando el camino hacia un futuro más sostenible en la movilidad.

Recomendamos: ¿Qué pasaría si hackearan el cargador de tu vehículo eléctrico?

Recibe nuestras noticias por correo

Las más leidas

spot_img

Mira otros tags: