Informando hoy, lo que usted utiliza para el futuro

domingo 21, julio 2024

Impuestos a los combustibles aportan menos a los ingresos del Gobierno

Comparte:

EHPLUS, SANTO DOMINGO.-  Los impuestos que se aplican a los combustibles siguen siendo una de las principales fuentes de ingresos del Gobierno Central, aunque su ponderación dentro de las recaudaciones se ha reducido en los últimos años.

El año pasado, por ejemplo, los impuestos a los combustibles representaron el 8.4% de los ingresos totales del Gobierno. Sin embargo, el año anterior (2022) eran el 9.3%, así como una ponderación similar en 2021 y en los años previos al 2020, que tuvo la excepcionalidad de la pandemia.

Pero el hecho de que la ponderación de los ingresos por impuestos a los combustibles haya bajado no implica que las recaudaciones por esa vía sean menos, sino que han aumentado en una proporción menor.

Durante el 2023 las recaudaciones totales del Gobierno Central alcanzaron RD$1 billón 71,686.9 millones, lo que implicó un incremento de 12.3% sobre los RD$955,699.7 millones ingresados en 2022.

En tanto que las recaudaciones por impuestos a los combustibles sumaron RD$90,839.8 millones, para un incremento de apenas 1.2% sobre los RD$89,687.6 millones ingresados en 2022.

Las cifras de las direcciones general de Impuestos Internos (DGII) y de Aduanas (DGA) indican que los ingresos por impuestos a los combustibles crecieron, pero en una proporción que apenas es una décima parte del incremento porcentual de las recaudaciones totales. De ahí que su ponderación haya bajado, pero su aporte absoluto ha aumentado.

Varios impuestos

La Ley 112-00 de Hidrocarburos, modificada varias veces, establece dos figuras impositivas principales sobre los combustibles, a las que se suman otras dos, para un total de cuatro fuentes de ingresos.

De un lado está el impuesto adValorem de 16%, cuyo ingreso generado varía de acuerdo a como se comportan los precios internacionales de los tipos de combustibles gravados. Un segundo impuesto es el cargo fijo, que consiste en un porcentaje específico sobre el precio de venta final de cada combustible.

También se aplica, desde 2013, un impuesto de RD$2 sobre cada galón de gasolina y de gasoil consumido en el mercado local, así como la llamada “contribución del GLP”, que proviene de unos aportes a entregar al fisco procedentes de la comercialización del gas licuado de petróleo.

Esas figuras impositivas no se aplican a todos los combustibles, pues los que se utilizan para generación eléctrica y para otras áreas productivas y de servicios, gozan de exenciones impositivas y de liberación de cargas por parte del Estado.

Aun así, los gravámenes que se aplican a los combustibles implican una de las principales fuentes de ingresos del Estado, con una ponderación cercana a la décima parte de sus recaudaciones, así como la facilidad de que, dadas las características de ese mercado, se torna fácil de cobrar y con niveles de evasión mínimos en su recaudo.

Modificación archivada

Hace justamente tres años, en su discurso de rendición de cuentas del 27 de febrero de 2021, el presidente Luis Abinader anunció el sometimiento al Congreso Nacional de un proyecto para modificar la Leu 112-00. Esto, porque eran tiempos de elevados precios internacionales del petróleo y sus derivados, lo cual estaba presionando su precio final al consumidor.

Pero la propuesta, que fue efectivamente introducida al Congreso Nacional, tendría poco efecto en el precio final a los consumidores, porque no establecía modificaciones en los esquemas impositivos.

La razón es simple, si una figura impositiva implica ingresos por casi un 10% de las recaudaciones totales, para el Gobierno implicaría un sacrificio fiscal difícil de sustituir, en caso de eliminarlo o reducirlo.

Por eso, la opción del momento fue establecer un fondo de compensación, mediante el cual, el Gobierno dispuso una congelación temporal de los precios de ventas de los combustibles, a los fines de no se aplicaran los aumentos externos del precio de un producto que es 100% importado, tanto crudo como en derivados.

La diferencia entre el fondo de compensación y los impuestos vigentes es que siempre las recaudaciones estarían por encima de lo que se compense con la congelación de precios. Así, el balance neto será positivo para el Estado dominicano.

Por ejemplo, en 2022 el Gobierno destinó alrededor de RD$35,000 millones para subsidiar los precios de los combustibles, pero las recaudaciones por impuestos aplicados a esos productos sumaron RD$89,687.6 millones, lo cual dejó un ingreso noto al Estado superan a los RD$54,000 millones.

El año pasado no fue distinto. El subsidio para los combustibles se presupuestó en RD$20,000 millones, los cuales no se gastaron completos, porque los precios internacionales han estado tendentes a la baja. En tanto, las recaudaciones en impuestos a los hidrocarburos pasaron los RD$90,800 millones. El proyecto de ley sometido hace tres años, se ha quedado engavetado en el Congreso Nacional, pues ya no se hace necesario.

Los dos pesos

Cuando se creó el impuesto adicional de RD$2 sobre cada galón de gasolina y de gasoil consumido, fue con el objetivo de que el 75% de esos recursos se utilizara en rehabilitación y reparación de vías, mientras el restante 25% iría a financiar la reestructuración del parque de vehículos del transporte público.

Sin embargo, ese mandato legal nunca se cumplió, pues el Gobierno cada año utilizar esos recursos para completar sus gastos generales en el presupuesto general de la Nación. El año pasado, por ese concepto, las recaudaciones fueron RD$1,989.8 millones.

Los representantes del transporte público han reclamado al Gobierno, tanto de la gestión anterior como de la actual, la identificación y utilización de los recursos destinados al cambio de vehículos del transporte público como manda la ley.

Fuente: elDinero

Las más leidas

spot_img

Mira otros tags: